Aplicación altamente precisa de abono líquido con los sistemas de tubos de arrastre

Sistema de tubos de arrastre de Vogelsang para la aplicación óptima de los nutrientes

Las explotaciones agrícolas modernas no solo evitan cada vez más el uso de esparcidores de gran alcance para el abono líquido debido a los fuertes olores que desprenden y a los daños producidos en el medio ambiente. También es la rentabilidad la razón por la que Vogelsang empezó a desarrollar sus primeros sistemas de tubos de arrastre hace más de 30 años. Si se puede esparcir el abono líquido a escasa distancia del suelo, donde tiene menos contacto con el aire, el cultivo se beneficia de una cantidad de nutrientes mucho mayor. Si se compara con el esparcimiento por aspersión, las emisiones de nutrientes se reducen de forma considerable.

Y realmente merece la pena, ya que los tubos de arrastre disminuyen la necesidad de fertilizante inorgánico. Y para reducir los costes operativos aún más, el diseño de los distribuidores de tubos de arrastre de Vogelsang alcanzan anchuras de trabajo de hasta 36 metros. Eso nos permite ofrecer soluciones para cualquier tamaño de rodera o anchura de trabajo. La extraordinaria precisión de los sistemas de tubo de arrastre de Vogelsang garantizan que el cultivo crezca y madure de manera uniforme.

Sistemas de tubos de arrastre para cisternas

SwingUp es el sistema de tubos de arrastre de Vogelsang para vehículos cisterna de abono líquido

SwingUp

Anchura de trabajo de entre 7,5 y 18 m

  • Precisión máxima para la distribución y colocación perfecta de las mangueras de descarga
  • Alto nivel de flexibilidad y estabilidad al mismo tiempo
  • Peso ligero para tractores pequeños
  • Fácil adaptación al vehículo
SwingMax es el sistema de tubos de arrastre de Vogelsang

SwingMax

Anchura de trabajo de entre 18 y 36 m

  • Precisión máxima para la distribución y colocación perfecta de las mangueras de descarga
  • Gran variedad de usos
  • Brazo de soporte extremadamente resistente
  • Ocupa muy poco espacio en el remolque
  • Apertura y retracción seguras y estables

Sistemas de tubos de arrastre para vehículos autopropulsados

Compax es el sistema de tubos de arrastre de Vogelsang para vehículos autopropulsados

Compax

Anchura de trabajo de entre 12 y 18 m

  • Precisión máxima para la distribución y colocación perfecta de las mangueras de descarga
  • Ocupa muy poco espacio durante el transporte
  • Sistema articulado diseñado especialmente para vehículos autopropulsados

Acoplamientos para sistemas de tubos de arrastre de Vogelsang resistentes y adaptables

Los sistemas de tubos de arrastre de Vogelsang pueden instalarse en todos los vehículos remolcados y autopropulsados independientemente del fabricante, de la capacidad, del tipo de neumáticos o del sistema de suministro del abono líquido. Naturalmente, también ofrecemos mejoras para nuestros propios sistemas, como la ampliamente reconocida bomba lobular de Vogelsang, o los distribuidores de precisión e incluso el segmento remolcado (tanto montado en la fábrica como adaptado al apero en uso). Cuanto más preciso sea cada componente de la tecnología para esparcir el abono líquido, mejor será el resultado en su conjunto. Y esto no solo sirve para distribuir con precisión los nutrientes, también se aplica al funcionamiento y vida útil de las máquinas.

El sistema de tubo de arrastre de Vogelsang es un trabajo preciso

Para que los nutrientes estén repartidos de manera uniforme en las hileras de siembra es muy importante que el abono líquido se esparza de forma precisa. Así el cultivo recibe la cantidad óptima de nutrientes, madura al mismo tiempo para la cosecha y aumenta la producción. Para que no haya diferencias a la hora de esparcir el abono líquido, las mangueras del sistema de tubos de arrastre de Vogelsang tienen casi exactamente la misma longitud. De esta forma la resistencia al caudal de abono líquido desde el distribuidor de precisión a las mangueras también es uniforme. Sin importar la anchura de trabajo o el tipo de sistema articulado que se esté utilizando, el abono líquido llega al suelo al mismo tiempo desde todas las mangueras de descarga.

Otra característica donde Vogelsang ofrece mayor calidad son las propias mangueras. Gracias a que la combinación de plásticos en la que se fabrican lleva desarrollándose desde hace mucho tiempo, son excepcionalmente duraderas, tienen protección frente a los rayos UVA y una elasticidad óptima. Los tubos de arrastre de Vogelsang se reconocen a simple vista por sus bocas rígidas de descarga. Estas bocas rígidas, que tienen un tamaño uniforme y resistente, apartan la planta para evitar que se manche de residuos y para que el abono líquido llegue al suelo sin obstrucción. Además, las personas que poseen los tubos de arrastre de Vogelsang no necesitan insertar ni cambiar los mecanismos de aspersión necesarios en otros sistemas para definir con seguridad la distancia entre las hileras. El sistema de tubos de arrastre de Vogelsang ya la define desde el primer momento debido a que las mangueras tienen bocas de descarga rígidas. Así se añade más fiabilidad a un sistema de distribución de abono líquido que ya de por sí es extraordinariamente preciso.

Sistemas articulados personalizados para todas las necesidades

Los vehículos autopropulsados para abono líquido no son adecuados para transportar el fertilizador natural, sin embargo, la potencia de su motor y la capacidad de adaptación para cualquier aplicación, son idóneos para gestionar el abono líquido de manera eficiente en muchas situaciones. Además, en comparación con otro tipo de vehículos, debido a que su peso está muy bien distribuido y al tamaño de los neumáticos, que se puede elegir para cada caso, ejercen una presión muchísimo inferior sobre el suelo. Los sistemas articulados Compax para tubos de arrastre de Vogelsang ayudan a mantener ese reducido nivel de presión con un método de esparcimiento igualmente efectivo para anchuras de trabajo de hasta 18 metros.

Ese nivel de presión disminuye aún más si se utilizan dispositivos cuyo propósito es únicamente esparcir y se le quita la cisterna a ese vehículo. El abono líquido se aplica directamente en el suelo mediante un sistema de mangueras, se esparce a escasa altura mediante un sistema de tubos de arrastre, como el BackPac de Vogelsang, conectado al tractor. El BackPac es especialmente versátil debido a que ofrece anchuras de trabajo de entre 12 y 30 metros y admite muchas utilidades diferentes y posibilidades de modificación. Además, se transporta de manera muy sencilla, ya que el apero se pliega de forma vertical en la parte trasera del vehículo y no sobresale del mismo. Para sacarle el máximo potencial se pueden instalar un distribuidor de precisión de Vogelsang en el centro o dos en los lados.

Debido a que las cisternas son el medio por el que se esparce el abono líquido más habitualmente, Vogelsang ofrece su mayor número de posibilidades en este sentido. Durante el desarrollo, se han tenido en cuenta las explotaciones agrícolas de tamaño más reducido y los tractores menos potentes, así como la posibilidad de esparcir el abono líquido de forma uniforme en grandes anchuras. El diseño bien equilibrado del apero lo hace más duraderos y reduce al mínimo el esfuerzo del tractor y el remolque.

SwingUp es el sistema articulado de tubos de arrastre más pequeño de Vogelsang, que se puede utilizar para todo tipo de aplicación y destaca debido a su peso reducido. Debido a que ofrece anchuras de trabajo de entre 6 y 18 metros, es especialmente adecuado para tractores con remolque de menor tamaño, así como para campos pequeños o largos. El sistema DoubleSwing también es muy ligero en comparación y es idóneo para su uso en remolques más pequeños, aunque ofrece anchuras de trabajo significativamente mayores, de hasta 36 metros. Cuando se extiende completamente, el sistema articulado de tubos de arrastre DoubleSwing se eleva por encima de la hilera para esparcir el abono líquido por la parte exterior de la misma. Cuando se pliega, esparce el abono líquido en las áreas interiores del suelo. Así se ejerce la menor presión sobre el suelo, al igual que con el SwingUp.

El SwingMax de Vogelsang no requiere que se tenga que pasar una segunda vez por la rodera. Este distribuidor de tubos de arrastre, que ofrece anchuras de trabajo de hasta 33 metros, es especialmente efectivo y rentable. Una característica que aumenta la resistencia del sistema es el doble bastidor, ya que los sistemas articulados convencionales tienen que soportar un esfuerzo excesivo cuando trabajan a mayor anchura. Por el contrario, el diseño especial del SwingMax garantiza que funciona sin problemas y durante mucho tiempo.

El potente SwingMax 36 de Vogelsang cubre 36 metros por completo. Esta innovadora tecnología para esparcir abono líquido permite labrar y preparar grandes superficies en muy poco tiempo desde las roderas.

Aunque su anchura de trabajo es impresionante, el sistema de tubo de arrastre de Vogelsang garantiza que la fertilización es uniforme y a escasa distancia del suelo. Además, se adapta a las características de cualquier terreno. Los sistemas SwingMax de Vogelsang tienen un bastidor de soporte con un compensador oscilante para que el sistema articulado se adapte a los terrenos duros y desnivelados. Para que el abono líquido llegue de forma constante al sistema de tubos de arrastre SwingMax, que ha sido compensado de forma óptima, Vogelsang instala tres distribuidores de precisión ExaCut. Esta pieza fundamental de los sistemas de tubos de arrastre que ha sido probada y demostrada, garantiza que la distribución de los nutrientes sea homogénea en el abono líquido y, de esta forma, en el suelo.

Plegado inteligente para el transporte y ajustar la anchura parcial de trabajo

El conocimiento técnico de Vogelsang, que es un experto en abono líquido reconocido a nivel mundial, no solo se limita a la aplicación precisa del mismo. También ayuda a que los agricultores, contratistas y cooperativas agrarias tengan mayores beneficios gracias a que pueden ajustar su anchura de trabajo. Al fin y al cabo, cuando más se pueda adaptar la máquina para esparcir abono líquido, menos tiempo estará parada.

Los acoplamientos SwingMax de Vogelsang pueden plegarse hidráulicamente y colocarse en la base del sistema articulado gracias a su mecanismo TopSwing. El mecanismo TeleShift reduce la anchura de trabajo plegando el extremo de los brazos. Y, por supuesto, se pueden "desactivar" las mangueras de descarga en grupo o de forma individual, para que se puedan adaptar a todas las opciones de plegado y retracción. Solo con pulsar un botón en la cabina del conductor, el control del caudal Comfort Flow Control, o CFC, interrumpe el suministro de abono líquido mediante presión de aire a las mangueras de descarga que desee el operador.

Tanto el mecanismo TopSwing, como el TeleShift, facilitan el transporte de los sistemas de tubos de arrastre de Vogelsang. El sistema articulado se puede reducir hasta una longitud de cuatro metros, lo que permite que se pueda conectar a cisternas más pequeñas o más cortas. En la carretera, como las mangueras de riego se pueden plegar en un ángulo de 180 grados para evitar el goteo, el sistema DropStop de Vogelsang ofrece máxima fiabilidad.

Todos los modelos de tubos de arrastre de Vogelsang se montan en la fábrica y se entregan en forma de EasyPack en un bastidor de transporte. Si el sistema va instalado directamente en el vehículo del cliente, también podemos hacerlo en nuestra fábrica.

¡Contáctanos!

¿Tienes alguna pregunta?
¿Cómo podemos ayudarte?

+34  977 60 67 33

Formulario de contacto

/ /