Bombas lobulares rotativas de series IQ y VX: Bombas resistentes al desgaste para pinturas abrasivas
Caso práctico: Harold Scholz & Co. GmbH

Problema

Altos niveles de ruido en las instalaciones de producción, bombas de autocebado

Solución

Bombas lobulares de Vogelsang: Series IQ y VX

El cliente y el problema

Harold Scholz & Co. GmbH, con sede en Recklinghausen (Alemania), convierte materia prima en pigmentos que ofrece como polvo, dispersión estable, gránulos u otras formas.

Se necesitan bombas silenciosas
Durante el proceso de producción, se dispersan las pinturas en tres unidades de mezcla que contienen agua y pigmentos. Las bombas de dosificación pequeñas y precisas se ocupan de la tarea de alimentación. Para transportar el producto final, se necesitan bombas potentes, duraderas y silenciosas, pues Scholz centralizó varios procesos de producción en una única instalación en 2010, y había que reducir los muy altos niveles de ruido del lugar.

La solución

Las bombas de manguera empleadas hasta ese momento se sustituyeron por las bombas lobulares de Vogelsang, de la serie VX136-70Q. Con una producción de 60 m³/h a presiones de hasta 10 bar, estas bombas pueden trasladar los contenidos de una mezcladora (alrededor de 6500 kg de pintura) a una cisterna en 10 minutos.

Robustas y autoaspirantes
Los productos finales se almacenan en 25 cisternas. La serie IQ de Vogelsang rellena dichas cisternas, así como camiones o contenedores de litro. Como la dirección de flujo se puede revertir, estas bombas resultan muy apropiadas para esta tarea. Las nuevas bombas IQ trasladan el producto final cinco veces más rápido que las antiguas bombas centrífugas y de manguera.

Aunque las cisternas son, en parte, subterráneas, las bombas IQ se pueden instalar a nivel del suelo. También tienen capacidad autoaspirante a un máximo de nueve metros. Gracias a esto, las tareas de operación y mantenimiento resultan mucho más sencillas, ahorrando tiempo y esfuerzo. Asimismo, la bomba solo tiene unas pocas piezas que recambiar, con lo que disminuyen los gastos de mantenimiento.

Ventajas de las bombas lobulares de Vogelsang

  • Silenciosas
  • Robustas y de mantenimiento sencillo
  • Dirección de flujo reversible, autoaspirantes e insensibilidad al funcionamiento en seco