Desintegración electrocinética para aumentar la producción de gas y reducir el gasto energético de las plantas de biogás
El sistema de desintegración electrocinética BioCrack para aplicaciones de biogás

La forma más fácil de aumentar los beneficios de una planta de biogás es incrementar el rendimiento específico de biogás, es decir, la cantidad de biogás generada a partir de la biomasa utilizada y, a su vez, reducir los costes de producción.

La desintegración electrocinética con BioCrack ayuda a alcanzar ambos objetivos. Por un lado, el proceso de desintegración electrocinética de BioCrack permite a las bacterias de los digestores acceder más fácilmente a los nutrientes de la suspensión orgánica. El tratamiento potencia la actividad enzimática y rompe los grumos, como los agregados o coloides de materiales orgánicos y bacterias. Como resultado, las bacterias digestoras pueden acceder mejor y más fácilmente a los nutrientes. Combinadas, estas dos características hacen que se aproveche mejor la biomasa, aumentando la producción de biogás. Al mismo tiempo, la viscosidad de la suspensión orgánica disminuye, reduciendo el consumo de energía de las bombas y los mezcladores, y permitiendo que el digestor se mezcle mejor. Los tiempos de funcionamiento de los mezcladores pueden reducirse, lo que disminuye significativamente los costes globales del consumo interno de electricidad de la planta de biogás. En definitiva, esto mejora la eficiencia de la planta de biogás de forma significativa.

El sistema es fácil de integrar y adaptar a los flujos de trabajo existentes.

Características del BioCrack

Las carcasa del BioCrack, que también funciona como electrodo exterior, es de acero inoxidable. Por eso el módulo es muy sólido y resistente a la corrosión, tanto por la parte interna, como la externa.
El electrodo en la parte interior del módulo del BioCrack está protegido por una guarnición compuesta por una pieza de poliuretano sin juntas ni conexiones. De ahí que sea imposible que el material entre en contacto con el electrodo y dificulte el funcionamiento.
El software del suministro eléctrico supervisa de forma continua todos los valores importantes actuales y los regula automáticamente dentro del intervalo óptimo para el tratamiento más efectivo. Y si en algún momento hay algún fallo de funcionamiento, el sistema lo registra y toma las medidas oportunas.
La línea de suministro de doble protección que llega al electrodo cuenta con un dispositivo rígido respecto a la torsión para evitar el deterioro del cable.
Todos los parámetros importantes de cada electrodo de BioCrack individual se prueban en la fábrica antes de que sean utilizados en el campo.

Opciones del BioCrack

Si los módulos del BioCrack no pueden instalarse en la pared o lugares similares, la mejor solución es utilizar una base. Se pueden colocar hasta seis módulos del BioCrack en un diseño que ocupa muy poco espacio.