Separador de materiales pesados DebrisCatcher de Vogelsang
DebrisCatcher

Separación activa de materiales gruesos para una máxima protección
DebrisCatcher

  • Evita el deterioro de materia extraña como piedras y piezas de metal
  • Evita los atascos en bombas, válvulas de compuerta y resto de válvulas
  • Alto rendimiento y bajo consumo
  • Sistema de rodamientos para mayor resistencia y fiabilidad

Solicitud

Principio de funcionamiento del separador de materiales pesados
¿Cómo funciona DebrisCatcher?

Nuestro separador de materiales pesados retiene los cuerpos extraños —como piedras o partículas metálicas— empleando dos métodos; concretamente, combina un separador por gravedad con un separador activo de cuerpos extraños. Inicialmente, el medio (por ejemplo, purines o una suspensión orgánica) se introduce por un lateral del separador. En la cámara principal, la sección transversal se agranda significativamente, lo que reduce de manera considerable la velocidad del flujo. Además, el diseño de la carcasa se ha optimizado mediante el uso de programas de simulación de flujo. Su diseño y el aumento de su sección producen un flujo lento y laminar. Con ello, se crean las condiciones ideales para separar por gravedad materiales pesados, como piedras o trozos de metal. Los cuerpos extraños que no se pueden separar por gravedad porque son demasiado pequeños o livianos, o porque el medio es demasiado viscoso, se retienen en una malla situada para tal fin. El separador está equipado con unas unidades de limpieza en forma de paletas, que giran lentamente y guían activamente la materia retenida por la malla hasta un contenedor de cuerpos extraños. Este principio de funcionamiento se caracteriza por una vida útil muy larga, ya que las unidades de limpieza giran sin tocar la malla, siendo su desgaste mínimo.

Un separador de cuerpos extraños fiable y activo
Separador activo de materiales pesados DebrisCatcher para aplicaciones de biogás

Es muy habitual que lleguen cuerpos extraños a las plantas de biogás, como piedras o trozos de metal, tanto en la biomasa sólida como en los purines. Sin embargo, con frecuencia no es posible separar esta materia extraña de manera eficaz empleando separadores pasivos, debido a la viscosidad del medio y a las limitaciones dimensionales.

Precisamente, nuestro DebrisCatcher está pensado para resolver este problema. Combina un separador por gravedad con un separador activo y ofrece la máxima protección frente a cuerpos extraños tales como piedras y partículas metálicas. Requiere un espacio muy reducido y protege de forma fiable y económica las bombas y otros componentes del sistema frente a daños y atascos que, de otro, modo, serían inevitables.

La carcasa de este separador de materiales pesados tiene un diseño optimizado que genera un flujo lento y laminar. Así, crea las condiciones óptimas necesarias para la separación por gravedad de piedras y trozos de metal. Los cuerpos extraños demasiado pequeños o ligeros para ser separados por gravedad son separados por una criba, que deja pasar el resto del fluido. Las unidades de limpieza de rotación lenta, se encargan de guiar activamente el material retenido en la criba hacia el depósito del separador.

Como las unidades de limpieza giran a baja velocidad y sin rozamiento, el consumo eléctrico del sistema es mínimo. Para un caudal de hasta 400 m3/h, el DebrisCatcher solo consume una potencia de 2 kW y garantiza la protección de los sistemas situados aguas debajo de su instalación.

La carcasa es de chapa de acero soldada y galvanizada en caliente. Tiene una alta resistencia a la corrosión y soporta una presión máxima interna de 4 bar. Puede instalarse sin problemas en aplicaciones a presión, como digestores, o en sistemas con bombas de refuerzo. Por otro lado, su funcionamiento libre de contacto con una baja velocidad de flujo, garantiza un desgaste mínimo y una vida útil prolongada.


Características de DebrisCatcher

A diferencia de los separadores estáticos de materia pesada, el DebrisCatcher separa activamente las piedras y las piezas metálicas. La materia extraña que llega a la pantalla de corte junto con el resto del material queda retenida y las unidades de limpieza la guían de forma activa (mecánica) para pasar por el separador de materia extraña.
Para que la materia pesada se separe lo mejor posible, se ha creado una zona de gran tamaño y con las aguas en reposo, cuyo diseño ha sido optimizado mediante simulaciones del caudal. El resultado es que la materia extraña que se encuentra en el fluido, como piedras y piezas de metal, cae por gravedad al separador de materia extraña.
El cojinete de desplazamiento opuesto soporta el árbol de transmisión y garantiza la estabilidad.
El árbol de transmisión está protegido mediante una combinación de guarnición mecánica y corona de estanqueidad radial, cuyo rendimiento ha sido demostrado. El sistema de estanqueidad también cuenta con un depósito de fluido de compensación que controla las fugas.
El diseño de las unidades de limpieza se coordina de forma perfecta con la pantalla de corte. La pantalla de corte y las unidades de limpieza siempre forman un ángulo romo de gran amplitud. Así se evitan las obstrucciones provenientes de la materia extraña atrapada.

Opciones de DebrisCatcher

Para que el DebrisCatcher se ajuste de forma perfecta a las necesidades de la aplicación respectiva, que retenga piezas de metal muy pequeñas y que evite al máximo la pérdida de presión, las pantallas de corte se pueden elegir con calibres de 12, 25 o 40 mm.
En función del material y el sistema en el lugar de trabajo, se pueden instalar en el DebrisCatcher conectores de tipo DN 150 o DN 200.
El sistema de eliminación de residuos (Debris Removal System, DRS) se encarga de retirar los materiales pesados separados durante el funcionamiento sin necesidad de apagar ni abrir, ni el alimentador de materia sólida, ni el separador de matera extraña. El sistema elimina el material pesado con una pérdida mínima de materia prima (solo alrededor de 15 l). En comparación con las soluciones tradicionales, el DRS reduce el trabajo requerido hasta un 80 por ciento.

Información adicional:
La unidad de control del rendimiento (PCU) monitoriza los parámetros más importantes durante el funcionamiento. Esos datos permiten a esta unidad detectar los posibles contratiempos en fases tempranas y toma las medidas correctivas oportunas para evitar los tiempos de parada. A petición, se puede conectar con un sistema de control principal.

Más información sobre el separador de materiales pesados DebrisCatcher