Labranza mínima e incorporación del abono líquido al mismo tiempo
Aplicación en grandes superficies o en franjas con Vogelsang

Cada vez más explotaciones agrícolas incorporan el abono líquido directamente, por motivos económicos y medioambientales. Así se evita la pérdida de nutrientes provocada por la volatilización. También reduce el número de pasadas por el campo. Se ahorra tiempo y dinero y es la solución perfecta para que se puedan utilizar nutrientes de forma óptima en el terreno arable.

El método de labranza mínima Strip Till permite que se realicen actividades agrícolas orientadas a que en el futuro se reduzcan aún más los costes, ya que al mismo tiempo se labra la tierra y se incorpora el abono líquido. Los estudios científicos han demostrado que las unidades de alta tecnología de labranza mínima como el XTill® de Vogelsang pueden reducir los costes operativos hasta un 40 %. Se reducen significativamente las cantidades necesarias de abono inorgánico, electricidad, combustible y tiempo. El suelo también se beneficia de la tecnología de labranza mínima, ya que se necesitan menos pasadas por el campo y remover el suelo en franjas mejora el riego, evita la erosión y disminuye el deterioro debido a la compactación.

Además de las potentes y flexibles máquinas XTill de Vogelsang, nuestra gama de productos incluye el SynCult, un kit de equipamiento de fácil instalación para dispositivos de labranza.

Respetuoso con el medio ambiente y con el terreno, ahorra tiempo y es efectivo

El motivo principal tras los avancen actuales en la tecnología de aplicación del abono líquido sigue siendo reducir la pérdida de nutrientes de las prácticas convencionales. Las unidades de alta tecnología de labranza mínima (Strip Till) como el XTill de Vogelsang o la incorporación directa mediante una rastra corta de discos o un cultivador siguen estando muy bien valorados debido al gran número de ventajas que ofrecen. No solo es encomendable incorporar el abono líquido directamente debido a que aumenta la producción, también lo es porque reduce de forma significativa el tiempo y el esfuerzo necesarios, ya que se labra el terreno y se aplica el abono líquido al mismo tiempo. De esa forma se consiguen resultados muy beneficiosos, especialmente para el medio ambiente, el suelo y el cultivo.

Las rastras de discos y el kit de equipamiento SynCult combinados a la perfección

Debido al importante ahorro en tiempo y costes de explotación, incorporar el abono líquido directamente es mucho más eficaz que los sistemas tradicionales. Los agricultores, contratistas y cooperativas agrarias pueden adaptar sus equipos actuales instalando los sistemas correspondientes de dosificación, que representan una inversión a largo plazo.

Vogelsang trabaja en colaboración con muchos de los mejores fabricantes de equipos de labranza. Fruto de este esfuerzo conjunto, se creó el SynCult, que es un conjunto completo, preciso y duradero para las rastras de discos y los cultivadores. Y gracias a que se ha desarrollado en colaboración, el remolque de abono líquido se conecta sin problemas a los puntos de descarga ya montados. No es necesario realizar las perforaciones o soldaduras que otros remolques requieren para conectar el SynCult. Por ello, se mantiene intacta la garantía del fabricante.

Los sistemas SynCult se entregan con todos los componentes y piezas de montaje necesarias para que el dispositivo que se desee adaptar pueda incorporar abono líquido. Además de las mangueras y las bocas de descarga, también están incluidos los distribuidores de precisión de Vogelsang, lo que garantiza que el conjunto se acopla de forma profesional y funciona a la perfección.

Otra ventaja añadida es que labrar e incorporar el abono líquido al mismo tiempo ayuda a cumplir con las restricciones temporales para la incorporación del abono líquido, como la norma de cuatro horas en Alemania.

Incorporación directa de abono líquido mediante el método de labranza mínima de Vogelsang

Las unidades XTill® de Vogelsang preparan de forma óptima el suelo para la siembra en hileras y fertilizan a nivel de la raíz con bajas emisiones al mismo tiempo. Se puede ajustar individualmente la altura de las mangueras de descarga del abono líquido. También se puede ajustar la altura de los discos y la relación entre discos aporcadores y dientes del inyector. La anchura de trabajo del XTill® de Vogelsang es de hasta 6 metros y se pliega para forma una anchura de 3 metros para el transporte.

El XTill® de Vogelsang se ofrece en dos series diferentes en función de la gama de aplicaciones: ProTerra y VarioCrop.

El equipo ProTerra es muy resistente y potente. Sirve para labrar de forma uniforma terrenos duros mediante su sistema de presurización hidráulica. Puede ajustarse a las condiciones específicas de funcionamiento durante el recorrido gracias a que el control hidráulico se instala en la cabina. Se labra en franjas con una anchura fija de 70 o 75cm.

XTill® de Vogelsang puede utilizarse con cualquier tipo de cultivo debido a una anchura flexible de hilera de entre 45 y 75 cm. En el XTill® VarioCrop se puede especificar independientemente la profundidad de la reja de arado y el depósito de abono líquido. También se pueden configurar las opciones de tipo de cultivo y las condiciones de funcionamiento. Así se garantiza que en todo momento la labranza con aplicación simultánea del abono líquido a nivel de la raíz sean las más óptimas.

Como es lógico, los elementos individuales instalados en las unidades XTill® de Vogelsang están perfectamente sincronizados y se fabrican con materiales de alta calidad. Además, se han añadido detalles estudiados exhaustivamente, como la protección hidráulica de sobrecarga, lo que garantiza que la máquina seguirá funcionando de manera fiable muchos años. Estas características sorprenden incluso a los usuarios que utilizan las unidades de Vogelsang por primera vez.

¡Contáctanos!

¿Tienes alguna pregunta?
¿Cómo podemos ayudarte?

+34  977 60 67 33

Formulario de contacto

/ /