BackPac: El sistema de aplicación de purín por tubos y el sistema de zapatas de arrastre para sistemas umbilicales
El BackPac de Vogelsang aplicando purín con un sistema umbilical

Aplicación de purín por tubos y zapatas de arrastre para sistemas umbilicales
BackPac

  • Máxima precisión en la distribución gracias al distribuidor de precisión situado en el centro y a la óptima disposición de las mangueras
  • Protege el suelo gracias a su ligereza
  • La gestión de la cabecera y de la anchura parcial, la regulación del caudal y el dispositivo de elevación se pueden controlar digitalmente
  • Equipo situado detrás del tractor para una visión clara durante el transporte

Solicitud

BackPac: máxima flexibilidad para sistemas umbilicales
¿Aplicación de purín por tubos o mediante zapatas de arrrastre? Tu elección.

El sistema BackPac está especialmente diseñado para la aplicación de purín mediante sistemas umbilicales con anchos de trabajo de entre 21 y 30 metros.  Con solo pulsar un botón, el nuevo sistema de gestión en cabina nos proporciona flexibilidad en los anchos de trabajo para aplicar el purín exactamente donde se necesita. Dependiendo del ajuste, se activa el dispositivo de elevación opcional para los grupos de tubos seleccionados. De este modo se facilitan los giros y se evita la salida excesiva de purín. El conductor siempre tiene la opción de restaurar la configuración original con solo pulsar un botón. El sistema umbilical BackPac posee las características técnicas necesarias que lo protegen frente a daños durante las maniobras de giro.

Opcionales tales como el Comfort Flow Control (CFC) y las lecturas digitales de velocidad de caudal y presión aportan un extra tanto de eficiencia como de control. Este sistema de aplicación de purín por tubos y zapatas de arrastre tiene otras novedades que minimizan las oscilaciones. El distribuidor de precisión está montado prácticamente en posición central, para que los desplazamientos por el campo resulten mucho más cómodos y suaves. El funcionamiento de los distribuidores de precisión y la distribución optimizada de sus tubos, permiten aplicar el purín sobre el cultivo de una forma mucho más precisa. Con ello se garantiza un aprovechamiento óptimo de los nutrientes sean cuales sean las circunstancias. Para el transporte, el sistema BackPac se pliega en la parte posterior del tractor. La anchura de transporte es de 2,55 m y no obstaculiza en absoluto la visión del conductor. El BackPac puede emplearse como sistema de aplicación de purín por tubos o zapatas de arrastre. Vogelsang lo rediseñó por completo en el año 2019 confiando en que su ligereza sobre el terreno, su excelente estabilidad y su extraordinaria flexibilidad sean argumentos convincentes para nuestros clientes. Es una solución eficaz, especialmente para explotaciones con orografías complicadas, acostumbradas a aplicar el purín en el campo con la ayuda de un sistema umbilical.


Características del BackPac

La unidad ha sido diseñada para que se asiente en un sistema hidráulico de tres puntos de apoyo.
Las mangueras de descarga de los sistemas de tubos de arrastre de Vogelsang tienen longitudes equivalentes, gracias a que se ha optimizado su colocación. De esta forma, el abono líquido lega al suelo casi al mismo tiempo desde cada una de ellas, por lo que se garantiza que llega de forma uniforme en toda la anchura de trabajo. Así no solo se garantiza que la distribución lateral del apero será óptima, sino que también se evita la forma en V que se formaría si no se dispusiera de este diseño.
El abono líquido, que es un recurso muy valioso, debe esparcirse de manera uniforme desde las mangueras de distribución. Los distribuidores de precisión de Vogelsang distribuyen de forma precisa los nutrientes con un coeficiente de variación inferior al 5 por ciento. Esto hace que el abono líquido se pueda esparcir de forma fiable y segura sin fluctuaciones, lo que a su vez garantiza que el crecimiento del cultivo también será uniforme.

Cuando se selecciona esta opción, se desconecta el flujo de abono líquido y lubricación para uno de los dos distribuidores de precisión. Esto permite trabajar con un ajuste de media rodera, pero con mayor anchura de trabajo y alisar los amontonamientos del terreno. También se evitan las capas solapadas.
Para evitar el deterioro del sistema y de la instalación umbilical, así como el excesivo caudal de abono líquido durante el giro, los módulos de control para los grupos de mangueras y las válvulas de anchura parcial pueden configurarse para que reaccionen automáticamente solo con pulsar un botón durante el manejo del tractor. Si hay dispositivos de elevación en los sistemas de segmento remolcado, estos también suben automáticamente.
El sistema articulado de tubos de arrastre se adapta al contorno del suelo. Así se reduce la carga en el acoplamiento del vehículo para toda su estructura. Además, mantiene las bocas de descarga siempre a escasa distancia del suelo y garantiza que el abono líquido se deposite en toda la extensión de la anchura de trabajo.

Opciones del BackPac

El sistema más adecuado entre el de tubos de arrastre o de segmento remolcado depende las condiciones del terreno y del cultivo. En ambos casos, el BackPac facilita la aplicación del abono líquido mediante el sistema de aplicación umbilical y ayuda a que el abono líquido se deposite en la base del cultivo para que los nutrientes se aprovechen al máximo, al mismo tiempo que se protegen las cualidades del terreno.
Se puede instalar en el sistema BackPac un manómetro para monitorizar la presión a la que la bomba está aplicando el abono líquido por el sistema umbilical y después al terreno. Los valores se transmiten al terminal en la cabina del conductor para que se pueda reaccionar si es necesario. Un contador registra el caudal para que se puedan asignar los valores al terreno específico del cliente.
El control del caudal (Comfort Flow Control, CFC), es la solución que Vogelsang utiliza para desconectar las mangueras, en grupo o de forma individual, en todos los sistemas, como en el ajuste de la anchura parcial del sistema articulado, cuando se realizan cambios de rodera o con los sistemas DropStop. El CFC se instala en las descargas de las mangueras en el dispositivo de aplicación, después del distribuidor. Se puede apagar cada manguera individual o grupo de mangueras desde la cabina. Es un sistema versátil y puede utilizarse en cualquier unidad, como sistemas de tubos de arrastre, sistemas de segmento remolcado o unidades de labranza.

/ /